Pequeña guía sobre las tendencias en fotografía de boda para este 2018

Ya hemos empezado la temporada de bodas de este año y no viene de más conocer algunas preferencias a la hora de tomar fotografías nupciales que muchos novios (principalmente ellas…) suelen solicitar.

Utilizando los recursos que nos pueden brindar diferentes motores de búsqueda de información como Google, estos serían los asuntos con un número elevado de indagaciones realizadas por las parejas.

  • Sesiones previas con vestido nupcial. Una tendencia al alza que modifica lo que se venía denominando como “sesión preboda” o como debería llamarse “sesión de pareja”. Hay parejas al otro lado del charco y de países asiáticos que han realizado estas sesiones con vestido y maquillaje, previas al día del enlace, incluso con un vestido y traje diferentes a los que se utilizarán en la boda oficial. Esto ha derivado en que cada vez más parejas pidan este servicio. Hay dos motivos fundamentales para realizar esta sesión: Primero, hacerse un reportaje pausado, con tiempo, vestidos de novios y así evitar hacerlo con prisas el día del enlace, centrándose ese día en la fiesta y los invitados. Y, segundo, disponer de un vídeo de fotografías con música para mostrar a todos los asistentes al evento. Hay que decir que, además del servicio, las parejas están empezando a solicitar que estas sesiones se realicen en localizaciones muy especiales, incluso en el extranjero.

  • Ceremonias “unplugged”. Muchas parejas están solicitando a sus invitados, mediante carteles y avisos o en las propias invitaciones de boda, que se abstengan de tomar fotografías con sus cámaras o teléfonos móviles durante la ceremonia de boda. Ya se han dado muchos casos en los que el fotógrafo oficial ha tenido verdaderos problemas para conseguir las fotos de esos momentos por abrirse paso entre una nube de dispositivos fotográficos, incluso perdiendo algunos. Además, muchas parejas consideran que las fotografías de esos instantes pierde mucho de su valor al aparecer muchos de los invitados colocados en medio del pasillo de entrada o salida de la pareja, o un sin número de manos levantando al aire sus cámaras, sin guardar el orden debido en una circunstancia tan especial y emotiva.

  • “Hashtag” para los invitados. Sin embargo, en el resto de acontecimientos de la boda, muchas parejas sí que quieren que aquellos que capten imágenes o vídeos del día compartan los mismos a través de una etiqueta o ‘hashtag’ en redes sociales. Esta etiqueta la incluyen en las invitaciones y en carteles de entrada al recinto de celebración. Esto es una solicitud habitual fuera de nuestras fronteras.

  • Menos posados, más fotoperiodismo. Durante el día del enlace, muchas parejas solicitan a sus fotógrafos que cuenten mediante imágenes todo lo que ocurre. Por ello, son escasas las fotografías posadas, de novios y familia, solo en momentos muy puntuales. Prefieren verse a ellos mismos y a sus familiares y amigos en acción y que se refleje la alegría, las risas, la diversión y la emoción, las lágrimas, los sentimientos…

 

  • Teasers. La traducción y adaptación de esta palabra sería “un breve adelanto para abrir boca”. Cada vez más parejas requieren como servicio a incluir en su contrato con el fotógrafo que este le adelante entre 10-20 fotografías editas de la boda al día o días siguientes de la misma. El fotógrafo se las envía junto con un duplicado de menor tamaño a fin de compartir estas imágenes con familiares y amigos, o en redes sociales. Como decimos, este es un ‘servicio adicional’ que, lógicamente, tendrá el coste correspondiente a incluir en el contrato de servicio.

 

  • Stop Motions. Otro servicio (previo pago) que se solicita es la preparación de un pequeño vídeo con música de no más de 15 segundos con 15 o 20 imágenes ya editadas del día de la boda. Una animación con el único fin de que los novios puedan compartirla en sus redes sociales o por correo electrónico.

  • Uso de accesorios para fotografías especiales. Se vuelve a solicitar el uso de diferentes accesorios como las bombas de humo, así como la toma de imágenes y video por medio de drones, siempre que la legislación lo permita. En algunos países, esta ley es más suave y permite el uso de estos dispositivos aún sobre grupos de personas y en recintos urbanos concretos.

  • No se piden álbumes de boda. Según Google, en los últimos cinco años hay una clara tendencia a la baja en todo el mundo (principalmente en EEUU, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Reino Unido) en cuanto a ver el álbum de la boda, el clásico, de madera o cuero y con las fotografías adheridas, como una necesidad. Las parejas prefieren o bien álbumes digitales más compactos y fáciles de mostrar y guardar o bien las fotos en algún dispositivo para visionarlas en pantallas de televisión o proyección. Aunque no hay nada como ver las fotografías de ese día tan importante en un buen papel de calidad, el progreso está fomentando otras preferencias.

  • Estilo cinematográfico. Hay parejas que piden un tipo de retoque de película de cine para algunas de las fotografías que se tomen, en concreto las que se hacen en entornos especiales tanto en la ceremonia como en la sesión con los novios. En países como EEUU, Canadá o sureste asiático ya viene siendo un standard, y se va implementando en Europa.

En definitiva, todas estas tendencias tienen como base las preferencias de miles parejas a la hora de realizar sus indagaciones mediante webs de búsqueda. Ahora bien, las tendencias de la mayoría no tienen por qué ser las que reflejen los gustos de otros. Por ello, un consejo para las parejas es que acuerden entre ellas cuál será el estilo predominante en su reportaje de bodas y busquen un fotógrafo de confianza que se lo pueda ofrecer. Al fin y al cabo, son fotografías que perdurarán durante años, que irán adquiriendo valor por el paso de los mismos, que evocarán esos momentos fugaces de un día tan intenso. No son simples clicks, son historia de una vida. De ti dependerá si les das el valor que merecen.

Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *