¿Qué necesitas para contar la historia de tu boda?

Fotografía: Jesús Gordaliza

El día de la boda. Pensar en ello hace que a casi todos, novias y novios, se les forme un nudo en el estómago, una inyección de adrenalina. “¿Saldrá todo tal y como lo hemos planeado?”, es la pregunta que constantemente se hacen. Y cuando llega el momento todo se cumple en mayor medida. Pero hay un día de la boda… y otro después del evento. El que queda reflejado en las imágenes capturadas por los fotógrafos y que se puede disfrutar con pausa y deleite.

¿Cómo quieres que se cuente lo que sucede en ese día? La respuesta la indica el estilo que más te agrada, o el que es predominante en el portafolio del fotógrafo que has elegido. Estilos hay variados: romántico, casual, vintage, artístico, posado, campestre, rockero, natural… Es normal que después de ver muchos reportajes de otras bodas, las revistas especializadas en el tema o las webs de muchos fotógrafos, la pareja tenga una idea clara de lo que quiere. Esa idea se la comunica al profesional que se encargará de su reportaje para que la tenga en cuenta, dentro del sello personal que este sin duda le imprimirá. 

Y llega el día. Y para que este cuente de verdad la historia que queréis que se recuerde, existen varias fases a tener en cuenta.

La Preparación

Fotografía: Jesús Gordaliza

Esta parte es obviada por algunos novios, quizá porque piensan que los lugares donde van a realizar la misma no serán muy ‘glamourosos´ y no darán un buen resultado en el reportaje final. ¡Error! El profesional buscará reflejar la historia, sea donde sea, utilizando su conocimiento para que cada fotografía emocione, independientemente de si esta se hace en un hermosa casa de campo, en la habitación de un magnífico hotel o en una pequeña sala de un apartamento. Hay que pensar que esos detalles del arreglo y vestido de ambos dan contexto al resto del reportaje. 

Para conseguir un mejor resultado, hay que ignorar al fotógrafo. Esto no quiere decir no hacerle caso en absoluto, sino dejar que haga su trabajo mientras que ambos novios están inmersos en su preparación. Vamos, no mirar a la cámara a menos que este se lo indique. Ser como sois, mostrar el nerviosismo, la emoción, la alegría con aquellos que os van a ayudar o que están en el entorno. Naturalidad, en definitiva.

La Ceremonia

Fotografía: Jesús Gordaliza

El momento más importante. La llegada al lugar. El instante del ‘sí quiero’. Los anillos, el primer beso como matrimonio… Todos deben quedar reflejados apropiadamente en el reportaje. Y, por lo importante que es, el mejor consejo es que NO CORRÁIS. Id despacio, degustando cada paso. Sí, ya sé que los nervios influyen mucho, pero hay tres cosas que deberíais hacer previamente para que todo se desarrolle con normalidad:

  • Preparad vuestra mente con anterioridad, tomad conciencia de que con tranquilidad disfrutareis de esos instantes.

  • Haced un buen programa. Un programa de tiempos o timming bien estructurado hará que se eviten las prisas y algunos problemas que pudieran surgir. 

  • Designad a alguien que gestione ese programa. Un amigo o amiga especial o un/una wedding planner son imprescindibles para que la ceremonia sea un éxito.

Y un consejo: pedid a los invitados que no invadan el momento con sus cámaras, teléfonos, tabletas, etc. Se pueden perder emotivas imágenes por aparecer en el encuadre muchas manos e incluso cuerpos completos en el afán de sacar una foto. 

Haciéndolo así, la historia de la ceremonia se reflejará de manera natural y relajada, dando lugar a magníficas fotografías como recuerdo.

El Paseo

Fotografía: Jesús Gordaliza

Esta parte es claramente opcional y depende de dos factores: el tiempo disponible para esta sesión y el interés de la pareja por compartir con sus invitados. Si no hay mucho tiempo, es mejor que disfrutéis con los asistentes a la recepción y dejéis esas fotos para una posterior sesión, o postboda. En el caso de que haya suficiente margen y podáis realizar un paseo fotográfico, pensad en que el fotógrafo querrá captar vuestra nueva situación como recién casados. Por ello, centraros el uno en el otro, comentad momentos o circunstancias que acabáis de ver o vivir, dejad otras preocupaciones, que vaya fluyendo la sesión. El fotógrafo ya os indicará cualquier posición o mirada a cámara que puede ser necesaria.

La Celebración

Fotografía: Jesús Gordaliza

Durante la recepción nupcial se hace más sencillo el captar momentos naturales y espontáneos, después de algunas horas estaréis más relajados y los invitados se irán incorporando mucho más a la parte festiva del evento. Para no perder momentos imprescindibles en el relato del día, es prioritario que informéis al fotógrafo de las diferentes circunstancias a tener en cuenta como la entrega de regalos especiales u otros que pudieran surgir. 

El Baile

Fotografía: Jesús Gordaliza

Aquí hay poco que añadir. Todos están inmersos en la fiesta y eso dará mucho juego. Pero, en este sentido y en lo que respecta mayoritariamente al novio, preparad un baile, aunque no sepáis. Si os pueden los nervios, incluid a otros asistentes en dicho baile ya ensayado. Sirve para romper el hielo y, con el paso de las canciones y la aportación inestimable de la barra libre, quedarán  imágenes para el recuerdo. 

El Álbum

Cuando el profesional que habéis contratado termine su trabajo, recibiréis una cantidad importante de archivos fotográficos editados. Pero para que la historia del día de vuestra boda se pueda contar mejor, no hay nada como un álbum. Dejaos llevar por el criterio del fotógrafo, su intención primera durante el día de la boda fue contar la historia de la mejor manera y por ello seleccionará las fotos con ese mismo criterio. Procurad realizar pocos cambios y no pretendáis agradar a todo el mundo haciendo que aparezca en las fotos. Es vuestra historia.

Con el tiempo, comprobaréis que todas esas imágenes cobrarán mayor interés, mayor valor. Por eso, tened en cuenta estas ideas para que vuestro enlace sea una historia muy bien contada. 

Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *